¿Qué es la Disciplina Positiva?

Criar niños con paciencia y amor es lo que muchos padres tenemos en nuestra cabeza. Lo cierto es que cuando nos falta tiempo, estamos cansados y la paciencia nos pone al límite, muchas veces los castigos y los gritos abundan. Precisamente frente a este escenario, la psicóloga estadounidense Jane Nelsen dio vida a la Disciplina Positiva, un método (más bien una filosofía de vida), que busca enseñarle a los niñ@s de manera firme, pero amable qué conductas son aceptables y cuáles no. Sin gritos. Sin castigos.

“¿De dónde hemos sacado la loca idea de que para que los niños se porten bien primero deben sentirse mal?”, señala recurrentemente la doctora Jane Nelsen, autora del bestseller internacional Disciplina Positiva, cuando le preguntan qué hacer para criar niñ@s amables, cariñosos y que se porten bien.

Es que, cuidar, educar y enseñar son, sin duda, los desafíos más importantes y difíciles que tenemos como padres, y muchas veces creemos que si somos firmes y estrictos lograremos que los niñ@s nos hagan caso. Pero eso no es así.

Las investigaciones han confirmado, una y otra vez, que las personas, en especial los niñ@s aprenden mejor cuando se sienten seguros y conectados, en el contexto de seguridad y cariño.

¿Qué es la Disciplina Positiva?

Es una forma de enseñar y guiar a los niñ@s haciéndoles saber qué comportamiento es aceptable y cuál, no de manera firme, pero amable. Se basa en el concepto de que la clave para la crianza positiva no es el castigo, sino el respeto mutuo.

Se trata de soluciones a largo plazo para desarrollar la propia autodisciplina de los niñ@s, la empatía, la no violencia, y el respeto por uno mismo y los demás, habilidades que les serán útiles para toda la vida.

¿Cómo ponerla en práctica? 

Mantén siempre un tono cálido y firme, y anima a tus niñ@s a compartir sus sentimientos y a hablar abiertamente de sus errores, ideas y problemas. Luego, trabaja con ellos para resolver los problemas en conjunto de manera amable y respetuosa.

La idea principal es guiar, acompañar y estimular los comportamientos que te gustaría que continúen y desalentar los que quieres que no repitan o se detengan. Pero pase lo que pase, debes mantener la calma, y una relación positiva y respetuosa con tu hij@s mientras les enseñas. Y porque sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, aquí te dejamos algunos consejos.

Algunos consejos para criar niños de acuerdo a la Disciplina Positiva: 
  1. Es fundamental invertir pequeñas cantidades de tiempo en hacer cosas que ambos (padres e hijos) disfruten. Habla con tus niñ@s sobre las cosas que a ellos les interesan. Pregúntales por las actividades que hacen durante el día y cuéntales también lo que haces durante tu jornada laboral.
  1. Fomenta un ambiente seguro, para evitar llamarles la atención todo el tiempo con frases como: “cuidado ahí”, “no toques eso”, “te vas a caer”.
  1. A la hora de dar órdenes ten una actitud calmada y segura, aplicando disciplina, pero de manera asertiva.
  1. Proporciona actividades interesantes para los niñ@s, ya que cuando están aburridos generalmente se portan mal.
  1. Ignora algunos problemas de conducta menores. Los niñ@s corren, se ensucian, hablan fuerte, sacan la lengua, hacen ruido y pelean, y a veces es inevitable. No podemos pretender ser padres perfectos, ni tener hijos perfectos.
  1. Si tus hij@s te quieren mostrar algo, trata de dejar de hacer lo que estás haciendo y préstales atención.
  1. Para enseñarles nuevas habilidades a tus hij@s, es importante el ejemplo. Si te gustaría que tus niñ@s leyeran más, la mejor forma de hacerlo es dedicarle tiempo leyéndoles un cuento o promoviendo el gusto por los libros. El ejemplo manda.
  2. Sé un papá o una mamá cariños@ y demostrativ@. Diles “te quiero” cuantas veces puedas en un día. A los niñ@s les encanta que los abracen, les den besos y los regaloneen. Eso los hace sentirse seguros y queridos.
Beneficios de la Disciplina Positiva: 
  1. Ayuda a los niños a tener un sentido de pertenencia y significado.
  2. Enseña valiosas habilidades sociales y para la vida. (Respeto hacia los demás, solución de problemas, cooperación y habilidades para contribuir en su casa, colegio y comunidad)
  3. Invita a los niños a descubrir cuán capaces son y a usar su carácter de manera constructiva.
  4. Es eficaz a largo plazo. (Considera lo que el niño piensa, siente y aprende, además de lo que decide sobre el mismo, su mundo y cómo actuar en el futuro).
Algunas frases que te pueden ayudar:

-Sé que quieres seguir jugando y es la hora de ir a bañarse. ¿Quieres dejar tu juguete aquí o llevarlo a la tina?”. 

    -Está bien sentirse frustrad@, pero nunca está bien golpear / patear / tirar las cosas lejos / morder”.

    -Entiendo que estás enojad@ porque no te está resultando lo que estás haciendo, ¿cómo podemos solucionar esto juntos? ¿Cuál crees que es el problema? ¿Y si lo hiciéramos de una manera diferente?

     

    La Disciplina Positiva puede funcionar bien con niñ@s pequeños e incluso con adolescentes. La clave está en pasar tiempo de calidad con tus hij@s, escuchar lo que les pasa y respetar sus tiempos e intereses. ¡Eso les ayudará a sentirse querid@s, a estar felices y a portarse bien! 

    ¿Qué es la Disciplina Positiva?